El masaje tiene su origen en la cultura oriental, países como India o China son pioneros. Frederick Leboyer, un conocido ginecólogo francés de los años 50 fue el encargado de traer a occidente la técnica de masaje infantil.

Durante un viaje personal a la India observó como una mujer realizaba un masaje a su bebé en las calles de Calcuta y descubrió como esas caricias se convertían en puro placer para la criatura. La madre del bebé se llamaba Shantala, de ahí el nombre que le otorgó al masaje.

¿Qué es el masaje Shantala?

El masaje Shantala o masaje infantil, estimula y favorece el desarrollo neurológico y psicomotor del bebé. A través de esta técnica logramos potenciar una conexión mágica y especial entre los progenitores y el recién nacido. Está demostrado que ayuda al buen desarrollo del sistema circulatorio y digestivo del bebé.

Este tipo de masaje se traduce en cariño, amor, felicidad y paz, es una forma de comunicarse con el bebé y decirle te quiero sin usar el lenguaje verbal sólo con la mirada y el calor de las manos. El bebé experimenta la sensación de bienestar tanto física como emocional.

Se recomienda que el masaje se realice después del baño para hidratar la piel del recién nacido, después se le coloca el pañal, se viste y abriga al bebé.

Para realizar el masaje necesitamos un ambiente tranquilo, una luz tenue y una temperatura cálida para que no se enfríe y el momento sea realmente placentero.

Los movimientos tienen que ser agradables y estimulantes para que así sea deben ser rítmicos, circulares, lentos y suaves.

Con el masaje lograremos que el bebé extienda sus extremidades y mueva sus manos, de esta manera sus músculos se relajan y favorece la aparición de un sueño placentero.

La duración dependerá de la edad del bebé, bastará con realizarlo durante 15 ó 20 minutos para lograr beneficios como el bienestar, la prolongación del sueño, la mejora de la digestión, eliminar el estrés, desarrollar el sistema nervioso e inmune y estimular el desarrollo fisiológico, psicológico y emocional del bebé.

Al final la frase: “el roce hace el cariño” cobra sentido.

CuaCua Baby SPA

Somos el primer Spa para bebés en A Coruña. Hemos creado un espacio único de relajación con servicios de hidroterapia y masaje que proporcionan salud y bienestar para un mejor desarrollo de tu bebé.

Déjanos un comentario